Navidad: Completamente endedudado

Esta mañana de Navidad pienso en lo endeudado que podría estar….

Y no se trata de cuánto haya gastado en regalos (gracias a Dios en casa y cuando era niño me enseñaron con regalos austeros que eso no era el centro de la Navidad), sino de todo lo que podría estar debiendo en la vida que me ha tocado vivir…

Debo más de mil bendiciones…una esposa preciosa y que ama a Dios con todo su corazón; hijos lindos y en los cuales cada día veo la obra de Dios que va en aumento hasta que el día será perfecto; padres, una hermana, suegros, tíos, tías, cuñados y una familia que ora por nosotros y siempre está a la expectativa de apoyar y ayudarnos en lo que sea necesario; y amigos que aman lo que Dios ha puesto en nuestras vidas y quieren estar con nosotros más allá de que seamos tal o cual cargo.

Hemos experimentado tantas bendiciones…más de mil, y cada una de ellas nos recuerda que podríamos estar tan endeudados, que no tenemos como pagar tanto amor, tanto favor y tanta misericordia de Dios sobre nuestras vidas. Pero no estoy endeudado…puedo retener y soltar el aire, suspirar de alivio y decir que no debo nada porque un día, hace un poco más de dos mi años, mi Salvador, nuestro amado Jesucristo decidió que quería hacernos felices, que quería darnos una vida plena, que quería hacernos vivir, y vivir en abundancia. Él pagó toda deuda, y desde que acepté Su autoridad en mi vida, mis cuentas en el cielo están en rojo, teñidas de Su preciosa sangre y le gritan a mi enemigo que nadie puede arrebatarme de Su mano!

Debo más de mil bendiciones, y desde la más grande de todas hasta la más sencilla, puedo decir que tienen un solo nombre en el cual cada una de ellas encuentra un sentido: Jesucristo, nombre sobre todo nombre; El es Emanuel, El es Dios con nosotros, y sin El nada de esto sería realidad.

Gracias Jesús; sin lugar a dudas Tú amor es un amor que dura para toda la vida.

Coméntanos desde FACEBOOK

Comentario(s). Este es un espacio de libertad y por ello te pedimos aprovecharlo, para que tu opinión forme parte del debate público que día a día se da en la red. Esperamos que tus comentarios se den en un ánimo de sana convivencia y respeto, y nos reservamos el derecho de eliminar el contenido que consideremos no apropiado.